06
Mar
09

Kuan Yin, sacerdotisa naga por Pierre Bouas

Lo que esconde el caldero de la Naga

Había una vez, en el cuarto distrito, una joven muchacha que se llamaba Mei. Como en vida había tenido un corazón noble, no había permanecido demasiado tiempo en las casas de tortura y luego su custodia fue confiada a su antepasado Xue Gang, jefe de un pequeño pueblo de campesinos.

Pero Xue Gang era un tirano. En vez de seguir la sabia senda de austeridad de los muertos, imitaba la existencia de los vivos y alentaba a los aldeanos a  las peores orgías. Fue tan duro y tan cruel con la infortunada Mei que ella acabó por huir en compañía de Ting, su única amiga, que, al igual que ella, sufría la brutalidad del jefe del pueblo. Entonces, las dos jóvenes atravesarón la desolación del Valle Rojo para buscar la morada de la naga y ofrecerle un lémur.

A medida que se alejaban de su casa, Ting estaba cada vez más asustada y olvidó su decisión inicial. Entonces empezó a contar a Mei los horrores que se contaban de la naga para convencerla de volver a casa.

– Ella tomó el nombre de una Bodhisattva muy misericordiosa – decía -, pero en verdad, la naga es hija del demonio Mara.Al igual que su padre, ella intentó desviar a Buda de su camino, pero fue en vano. Como castigo, el emperador celeste la encerró en Diyu.

– ¡Y tú que sabrás!

– La naga es tan corrupta que fue liberada, por su tribunal, en el segundo distrito y sólo abandona su ermita en tiempos de guerra. ¡Es una sacerdotisa tantraka! Para conseguir poderes mágicos devora la carne de los muertos y se emborracha en lugar de ayunar…

– No me importa – respondió Mei – sólo ella puede ayudarme.

– Cuando aún vivía bajo el Cielo, la naga se arrastraba por lugares oscuros, bebiendo la sangre de los viajeros y buscando aparearse con las bestias salvajes.

La una se ensañaba a contar historias horribles y la otra hacía oídos sordos, tanto es así que las jóvenes muchachas no se percataron de que habían llegado a la entrada de la cueva del demonio.

– ¿Eso es lo que dicen de su querida tía Kuan Yin? – Profirió de repente una voz.

Aterrorizada, Ting huyó, pero Mei saludó a la naga sin temblar:

– Querida tía Kuan Yin, os he traído un lémur como ofrenda. Aceptadme como criada y como discípula. Yo también quiero controlar el viento, hablar la lengua de los Colmillos del Infierno y, con tan sólo cerrar los ojos, comtemplar los secretos del Tao.

– ¡Yo no sé hacer nada de eso! ¡Sigue tu camino, mi niña! – Respondió Kuan Yin halagada, no obstante, de que se le atribuyeran tales poderes.

– Prepararé vuestra pipa de chandoo…

– ¡Podría aplastar tu cuerpo endeble entre mis anillos sólo para divertirme!

– Tómadme a vuestro servicio, tía – insistió la joven -. Alimentaré el fuego de vuestro caldero cuando Yanluowang os convoque a la guerra.

– ¿Acaso sabes qué contiene este caldero, desgraciada? ¡La sangre, los sesos y el corazón de los muertos! ¿No te asusta eso?

– ¡Mejor cocer a los muertos que a los vivos! – Respondió Mei.

Ante estas palabras, la naga se echó a reír. Luego miró a la valiente muchachita. Era hermosa, a pesar de las marcas tumefactas de los golpes en su cara. Demasiado bella, sin duda, con sus cabellos de azabache, sus pechos eternamente incipientes y su piel de nácar. El sufrimiento y la rabia que brillaban en sus ojos eran los de una mujer quebrada por el deseo de los hombres.

– ¿Qué te hicieron los tuyos para que vengas a buscarme?

– En mi pueblo no era la chica de nadie y la mujer de todo aquel que quisiera. Mi antepasado Xue Gang abusó de mí y permitió a todos los aldeanos hacer lo mismo. Y sus esposas no me ayudaron, porque mejor que sufriera yo que no ellas.

– Así que es por esto por lo que has recorrido este camino. Para que vengue tu humillación y tus lágrimas.

– No tengo más familia. Rechazo a mis antepasados y a todos los de mi linaje que me abandonaron. Sólo le tengo a vos, querida tía.

– Si bebes de mi brebaje te aceptaré como mi criada y mi discípula.

– ¡Respeté la abstinencia desde mi muerte! – Protestó Mei.

– Si no lo quieres, niña, ¡sigue tu camino!

Por primera vez desde su huida, la muchacha tembló. Fue un escalofrío de asco. Pero cuando bebió, con los ojos cerrados, del cucharón que le ofrecía el demonio, el brebaje innoble se convertió en una deliciosa poción de olvido que le recordó la vida y la libreró de su pena.

– ¡No toleraré que se haya violado a mi sobrina! – Profirió entonces la naga -. ¡No permitiré que se haya abusado de mi criada!

Un poco más tarde, mientras se deslomaban por cultivar en vano el amargo grano esteril de la arrocera, las esposas de los aldeanos vieron una última vez a Mei. Fue Ting quien la vio la primera y alertó a los demás con sus gritos. Las mujeres intentaron perseguir a la fugitiva, pero ninguna llegó a cogerla. Mei las llevó lejos del pueblo. Cuando por finalmente, las esposas, regresaron a sus casas, encontraron los cuerpos de sus maridos destrozados y desmembrados, así como el del cruel Xue Gang. ¡Pero no estaban sus cabezas! La naga se las había llevado para llenar su caldero.

——————————————————————

– ¡Ya sé! – Anotó el alumno – ¡Mei es la determinación del inocente, Ting la debilidad nacida de la duda, Xue Gang y los aldeanos son el ejército de las tentaciones, el caldero contiene la alquimia perfecta del Tao y Kuan Yin es la justicia implacable de la burocracia celeste!

– ¡No! – respondió el maestro – ¡Kuan Yin es Kuan Yin! Su corazón sangra como el de los vivos. Pero a menos que gustes de la carne y la sangre de los muertos, si te la encuentras sigue tu camino…

Los cuentos de Diyu

Anuncios

3 Responses to “Kuan Yin, sacerdotisa naga por Pierre Bouas”


  1. 1 Alien
    6 marzo 2009 en 3:32 pm

    No esta mal.
    Lo de corazoncito es un decir ya que los ataca por que si 😉

  2. 3 Makoto
    6 marzo 2009 en 3:38 pm

    queee wuapa la historia, mola un puñado


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Foro Hell Dorado en español

Dragones helldoreños

Hoy estamos a…

marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 11 seguidores

Helldoreños que nos han visitado

  • 188,101 helldoreños

Desde donde nos leen


A %d blogueros les gusta esto: